Prácticas de  Tao Mindfulness / Meditación

La Sonrisa Interior

El primer paso en el camino del Tao es el sentir, pues sin sentir no hay desarrollo. El segundo paso en el camino y más importante es la SONRISA. Es por ello, que este último paso es la llave que abre la comunicación con nosotros mismos a través de los sentidos. Sentir y sonreír nos permite poner plena atención en el momento presente.

De esta forma, gracias a  esta técnica de meditación taoísta, tomamos consciencia de nosotros mismos. Y por esto mismo, vamos sintiendo poco a poco cada uno de nuestros órganos (Yin) y vísceras (Yang).  Nuestros órganos representan los 5 elementos de la Medicina Tradicional China. Y así, desde el sentir nace la sonrisa de agradecimiento por las funciones que realizan  para nosotros.

Sonidos curativos

Cuando sonreímos a nuestros órganos y vísceras sentimos que vibran de una manera especial.  Y esta vibración que les mantiene saludables, la potenciamos cuando también emitimos el sonido correspondiente a cada órgano y víscera.
Mediante esta ancestral y sencilla práctica  de meditación taoísta, conseguimos transformar las emociones negativas asociadas a cada órgano y víscera, en positivas.

Canal Central

Mediante esta sencilla práctica de Meditación / Tao Mindfulness, logramos equilibrar cada uno de los 7 Chakras que componen nuestro canal central. Desde nuestra conexión a la tierra hasta nuestra conexión con el cielo y con el universo. Iluminándolos con cada uno de sus colores (Rojo, Naranja, Amarillo, Verde, Azul Turquesa, Azul Índigo y Violeta). Haciéndolos vibrar en su mantra ( Lam, Vam, Ram, Iam, Ham, Aom, Silencio). Y  desbloqueando cada uno de ellos.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial