Tao

 

El taoísmo es un sistema filosófico basado en el principio del Yin-Yang. En consecuencia, es el concepto de unidad absoluta y al mismo tiempo mutable.  Y, sus principios fueron descritos en Tao Te King (Lao-Tse VI a. C.).

La palabra China Tao puede ser traducida como “vía” o “Camino “. Y por lo tanto, el Tao es el camino por el cual transitan todos los seres.

 

Mindfulness o meditaciones Taoístas:

La Sonrisa Interior

El primer paso en el camino del Tao es el sentir, pues sin sentir no hay desarrollo. El segundo paso en el camino y más importante es la SONRISA. Es por ello, que este último paso es la llave que abre la comunicación con nosotros mismos a través de los sentidos. Sentir y sonreír nos permite poner plena atención en el momento presente.

De esta forma, gracias a  esta técnica de meditación taoísta, tomamos consciencia de nosotros mismos. Y por esto mismo, vamos sintiendo poco a poco cada uno de nuestros órganos (Yin) y vísceras (Yang).  Nuestros órganos representan los 5 elementos de la Medicina Tradicional China. Y así, desde el sentir nace la sonrisa de agradecimiento por las funciones que realizan  para nosotros.

Sonidos curativos

Cuando sonreímos a nuestros órganos y vísceras sentimos que vibran de una manera especial.  Y esta vibración que les mantiene saludables, la potenciamos cuando también emitimos el sonido correspondiente a cada órgano y víscera.

Mediante esta ancestral y sencilla práctica  de meditación taoísta, conseguimos transformar las emociones negativas asociadas a cada órgano y víscera, en positivas.

Tres mentes en una

Dentro de la concepción Taoísta  del hombre, se describen tres puntos energéticos. Dichos puntos o zonas se denominan  Tan-tien o Dan-tien:

  • Superior o templo de cristal, la cabeza.
  • Medio donde reside nuestro guía interno, el corazón.
  • Inferior o caldera, el abdomen.

En consecuencia, calmando la mente y el corazón, activamos el Segundo Cerebro o Tan-tien inferior ubicado en el abdomen.

Gracias a esta práctica de meditación taoísta equilibramos estos tres Tan-tiens, unificándolos en uno: en nuestro abdomen o caldera.

Órbita Microcósmica

Gracias a esta practica tomamos contacto con nuestra fuerza vital y su flujo. Esto se hace a través del sistema de meridianos de Medicina Tradicional China.

La Órbita Microcósmica es un camino circular que recorre la zona dorsal y ventral de nuestro cuerpo. Circula a través de dos canales o meridianos maravillosos. Mediante estos canales movilizamos las energías Yin y Yang de nuestro cuerpo.

  • Canal Concepción o Ren Mai (zona ventral), también conocido como Mar del Yin.
  • Canal Gobernador o Du Mai (zona dorsal), o Mar del Yang.

El recorrido de la Órbita Microcósmica, puede seguir dos patrones de movimiento:

 

  • Ruta del Agua o Yin: Movimiento de ascensión desde el Perineo, hasta el Paladar superior y descenso desde al coronilla al coxis.
  • Ruta del Fuego o Yang: Movimiento de ascensión desde el coxis hasta la coronilla y descenso desde el Paladar superior al Perineo.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial