Chi Kung o Qigong

“Prácticas energéticas que buscan favorecer la salud y trabajar la energía vital” 

El Chi Kung es una forma de práctica física que cultiva y mantiene la salud, según la Medicina Tradicional China. Además es la base de la práctica del Tai Chi o arte supremo.

¿En qué consiste?

El Chi Kung o Qigong consiste en distintas secuencias de movimientos de pie, sincronizados con la respiración (mindfulness en movimiento). La “respiración lenta” es el principio más importante en la práctica del Chi Kung. Es por ello que constituye la forma de fomentar la salud y la longevidad. .  Reforzando así nuestra estructura interna y aumentando nuestra vitalidad.

 ¿Qué conseguimos?

En primer lugar, autorregula nuestro cuerpo y restablecer nuestro equilibrio interno. En consecuencia, refuerza el cultivo de la salud y el mantenimiento de ésta. Y en segundo lugar, disminuye el nivel de stress y ansiedad, relajando nuestra mente. El Chikung representa un trabajo interno que modifica la fisiología del organismo. Por esto mismo, su práctica debe hacerse de forma continuada y bien dirigida.
 

¿Para quién está indicado?

La práctica puede realizarla cualquier persona independientemente de su forma física, complexión, edad, sexo. Además no hace falta ningún conocimiento previo.

Pincha aquí para saber más sobre Chi Kung / QiGong                  »

       

Chi Kung, el trabajo de la energía vital.

El Chi Kung es una disciplina física que está dentro de las prácticas de Medicina Tradicional China. Se trata de una serie de ejercicios terapéuticos que ayudan a equilibrar el organismo. Y, de manera similar al Dao Yin Yoga o Tao Yin, actúa a nivel de los meridianos de acupuntura.

Para la Medicina Tradicional China, la práctica física es fundamental para mantenernos sanos, vitales y equilibrados. De esta forma mejoramos nuestra fortaleza interna, protegiéndonos así de las agresiones externas o ambientales. Y en consecuencia desarrollamos mayor capacidad para recuperarnos de la enfermedad o el desequilibrio.

 Fundamentos de la práctica

El trabajo de Chi Kung se realiza de pie, y es un segundo grado de evolución de las prácticas físicas de Medicina Tradicional China.

  • Primero nos movemos en el suelo, reforzando nuestra estructura corporal (Tao Yin- Dao Yin Yoga).
  • Segundo nos ponemos de pie, elevando la estructura corporal aprendida en el Dao Yin Yoga, moviéndola en el espacio bidimensional Cielo- Tierra (Chi kung). En esta etapa, trabajamos el equilibrio y reforzamos el trabajo respiratorio.
  • Tercero movemos la estructura en las tres direcciones del espacio (Tai Chi).

¿Qué conseguimos?

El Chi Kung trabaja en diferentes niveles:

  • Restaurando el equilibrio y desbloqueando estancamientos musculares, articulares y fasciales. Facilitando la circulación de los líquidos corporales, (sangre, linfa…). Y revitalizando todo nuestro cuerpo.
  • Regulando nuestro cuerpo, equilibrándolo y por lo tanto reforzando su capacidad de auto-sanarse. Evitando así que vuelva a desequilibrase y por lo tanto a enfermar. En consecuencia, aumenta nuestra salud y vitalidad.
  • Relaja la mente, eliminando el estrés y la ansiedad al poner atención plena (Mindfulness) al movimiento de la práctica. Sentimos y disfrutamos de la activación de nuestro cuerpo en un movimiento consciente. Consiguiendo, de esta manera, que nuestro cuerpo y mente se muevan unidos y se relajen.

Tipos de práctica de Chi Kung

Las prácticas de Chi Kung podemos dividirlas en dos grandes grupos:

  • Prácticas de reforzamiento de estructuras y fortalecimiento físico.  Éstas refuerzan el organismo ante posibles agresiones exógenas.  Un ejemplo de este tipo de práctica es la  Camisa de Hierro (entrenamiento de Kung Fu).
  • Prácticas enfocadas a nutrir la salud y elevar la vitalidad, en las que predomina, la sincronización respiración/movimiento, la flexibilidad y la fluidez. Un ejemplo de este tipo de práctica es Las 8 Piezas de Brocado (Ba Duan Jin) o el Shaoling Chi kung.

En las prácticas de Chi kung existen variaciones  según la zona geográfica de China donde se practique, aunque todas están focalizadas, en fortalecer y equilibrar nuestro cuerpo.

¿Para quién está indicado?

Las prácticas de Chi Kung o QiGong están indicadas para cualquier persona independientemente de su forma física, complexión, edad, sexo … Y no hace falta ningún conocimiento previo.

En especial están recomendadas para personas con :

  • Alto nivel de estrés y ansiedad, ya que ayuda a rebajar los niveles de estrés.  Convirtiéndose la práctica en un mindfulness o mediación en movimiento.
  • Dificultades de movilidad, porque ayuda a aumentar la agilidad y sincronicidad de movimientos. Se trabaja siempre a favor de nuestro cuerpo, escuchándolo y evitando auto lesionarnos.
  • Baja vitalidad, porque con el movimiento activamos la energía que circula en nuestro cuerpo, revitalizándolo, activándolo y reforzándolo frente a la enfermedad.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial